LAS CONFERENCIAS DEL 2015 - Centro de Estudios Espiritas Sin Fronteras

Siguenos en Facebook Síguenos en Twitter Siguenos en YouTube
Vaya al Contenido

Menu Principal:

LAS CONFERENCIAS DEL 2015

CONFERENCIAS > VARIADAS > ALFREDO ALONSO
ALFREDO ALONSO DE LA FUENTE

-Cursó en la universidad Complutense de Ciencias de la Información.
-Graduado en el Real conservatorio superior de Música de Madrid.
-Formado en diversas áreas.
-Presidente y cofundador del centro espírita "Alborada Nueva" en Torrejón de ardoz (Madrid). 
EDUCACIÓN PARA LA MUERTE
De las distintas concepciones que a lo largo de la historia de la humanidad han venido significando la distinción entre la vida y la muerte, el espiritismo ha otorgado, a manera de síntesis cultural, una nueva visión y perspectiva superior de éste hecho al que ha denominado como desencarnación.  La vida es un continuo de nacimiento y muerte, ya que somos espíritus eternos. Por tanto, nunca se sale de la vida, sino que ésta se expresa en distintas vibraciones y dimensiones. Y Alfredo Alonso nos ofrece con esta charla esa visión holística del ser detallando sus aspectos estructurales y funcionales, así como señalando el proceso técnico de ese momento, del fenómeno biológico de la muerte. Confirmando que ese fenómeno es el mecanismo de liberación del ser eterno que trasciende su actual situación (el instante de su estado carnal), abriéndose a distintos grados de vibración transdimensional.          VIDEO     -     AUDIO     -     PDF     -     PPS  
ESPIRITISMO - FILOSOFÍA Y MORAL
El espiritismo es la ciencia del espíritu de consecuencias filosóficas y morales que nos ofrece una propuesta de iluminación y liberación de conciencias. Nos esclarece para aprender a amar con discernimiento y a vivir y practicar lo que se conocemos en beneficio de todo y de todos. En este sentido es el Consolador prometido por Jesús y como tal nos exige mayor comprensión para con nuestros hermanos mirando hacerles lo que nos gustaría que nos hiciesen. Alfredo Alonso nos ayuda con esta charla a reflexionar sobre sus postulados haciendo un recorrido por El libro de los Espíritus, mostrándonos los principios y leyes que lo constituyen como corpus doctrinario. ¡Adelante, disfruten de la charla!
VIDEO     AUDIO     PPS     PDF
“REGRESO A LA VIDA ESPIRITUAL”

* La vida es la mayor dadiva que nos ha sido dada por nuestro creador. Podemos contemplarla bajo dos prismas: -Desde el punto de vista material, la vida es un camino que conduce inexorablemente a la muerte. Biológicamente tenemos caducidad. -Desde el punto de vista espiritual, la vida es un camino que conduce hacia la perfección. Espiritualmente, somos inmortales. * El ser humano pertenece ya en esta vida a dos mundos. Por su cuerpo físico está unido al mundo visible; por el fluídico está enlazado al invisible. El sueño es la separación momentánea de estas dos envolturas, la muerte, es la definitiva. En los dos casos, el alma se separa del cuerpo físico y, con ella, la vida se concentra en el fluídico, el llamado periespíritu. Realmente, reflexionando sobre esto, durante toda nuestra vida material, nunca perdemos el contacto con el plano espiritual, que es nuestro verdadero hábitat. * Todo es vida, pues, en distinta vibración. Somos un espíritu eterno habitando temporariamente un cuerpo terreno. La muerte física no es el fin de la vida. Es un simple cambio de capítulo, en el libro de la evolución y del perfeccionamiento...una puerta de regreso a nuestra verdadera vida: la vida espiritual.
VIDEO     AUDIO     PPS     PDF
ESPIRITISMO, FILOSOFÍA Y MORAL
Hasta ahora, nadie se atreverá, en buena lógica, a exhibir en la Tierra, la pura verdad, ante la visión de las fuerzas colectivas. La profunda diversidad de las mentes, con la heterogeneidad de caracteres y tempera-mentos, aspiraciones y propósitos, impide la exposición de la realidad plena al espíritu de las masas comunes. Cada escuela religiosa, en razón de eso, mantiene en el mundo, diferentes cursos de la revelación gradual. La claridad inmaculada no sería, en el presente aprendizaje de la evolución humana, asimilable por todos, de inmediato. Hay que esperar el paso de las horas. En los círculos del tiempo, la simiente, con el es-fuerzo del hombre, provee el granero; el carbón, con el auxilio de la naturaleza, se convierte en diamante. Por eso, vemos verdades estancadas en las iglesias dogmáticas, verdades provisorias en las ciencias, verdades progresivas en las filosofías, verdades convenientes en las lides políticas y verdades discutibles en todos los ángulos de la vida civilizada. Pero, semejante imperativo, para la mentalidad cristiana sólo fortalece en cuanto a las masas. Delante de cada discípulo, en el reino individual, Jesús es la verdad sublime y reveladora. Todo aquel que descubra la luz bendita, le absorbe los rayos celestes, transformadores… Y comienza a observar la experiencia bajo otros prismas, elige más altos patrones de lucha, revela metas santificantes y se identifica con horizontes más amplios. El reino del propio corazón pasa a gravitar alrededor del nuevo centro vital, glorioso y eterno. Y a medida que se va desprendiendo de las atracciones de la mentira, cada discípulo del Señor entra más intensamente en la órbita de la Verdad que es la Pura Luz.

VIDEO     AUDIO     
¿CÓMO DESENCARNAMOS?

Nadie menosprecie la expresión animal de la vida humana, con el pretexto de preservarse en la santidad. La inmersión de la mente en los fluidos terrestres es una oportunidad de sublimación que el espíritu laborioso y despierto transforma en estructuración de valores eternos. La sementera común es un símbolo perfecto. El germen lanzado a la cueva oscura sufre la acción de los detritos de la tierra, afronta el lodo, el frío, la resistencia del suelo, pero en breve se convierte en verdor y utilidad en el follaje, en perfume y color en las flores y en alimento y riqueza en los frutos. Comprendamos, pues, que la simiente no se estancó. Rompió todos los obstáculos y, so-bre todo, obedeció a la influencia de la luz que la orientaba hacia la cima, en la dirección del Sol. La cueva del cuerpo es también preciosa para la labor espiritual, cuando nos sometemos a la ley que nos induce hacia lo Alto. Toda criatura provisionalmente encadenada a la materia puede aprovechar el tiempo en la creación de espiritualidad divina. Sin embargo, el apóstol, es muy claro cuando emplea el término “se siembra”. Quien nada planta, quien no trabaja en la elevación de la propia vida, coagula la actividad mental y rueda en el tiempo a la manera del guijarro que avanza casi inalterable, a los golpes inesperados de la naturaleza. Quien cultiva espinas, naturalmente alcanzará espinos. Pero, el corazón prevenido que siembra el bien y la luz, en el suelo de sí mismo, espere, feliz, la cosecha de la gloria espiritual.        VIDEO     AUDIO     
Regreso al contenido | Regreso al menu principal