EL IMPERATIVO DE LA ACCIÓN - Centro de Estudios Espiritas Sin Fronteras

CEESF
Aquel que ejecuta, camina delante de  aquel que sabe. Emmanuel
Fe inquebrantable es la que puede mirar cara a cara a la razón en todas las épocas de la vida.
CEESF
Vaya al Contenido

EL IMPERATIVO DE LA ACCIÓN

Centro de Estudios Espiritas Sin Fronteras
Publicado por en JESÚS EN EL HOGAR ·
Discutían los aprendices, acaloradamente, sobre las necesidades de preparación para el Reino Divino.
 
Felipe, circunspecto, destacaba la necesidad de la meditación. Tiago, el más viejo, opinaba por el retiro espiritual; los discípulos del movimiento renovador, a su opinión, debían aislarse en una zona inaccesible al pecado.
 
Juan optaba por la adoración constante, llegando al extremo de sugerir el abandono de las actividades profesionales, por parte de cada uno, con el fin de poder entonar hosannas continuos al Padre Amantísimo.
 
Bartolomé destacaba la necesidad del ayuno incesante, con abstención de todo contacto con personas impuras.
 
Llamado a la manifestación directa por la palabra indagadora de Simón, Jesús preguntó, nominalmente:
 
—Pedro, ¿cuál es el agua qué desprende miasmas pestilentes?
 
— Sin duda — respondió el apóstol, intrigado —, es el agua estancada, sin provecho.
 
Sonriente, se dirigió al hijo de Alfeo, indagando:
 
—Tiago, ¿cuál es el pescado que fluctúa inerte sobre las olas?
 
— Es el pescado muerto, Señor — respondió el discípulo, decepcionado.
 
—Bartolomé, ¿cuál es la tierra que se llena de matorrales dañinos a la plantación útil?
 
El interpelado pensó, pensó y esclareció:
 
— Indiscutiblemente, es la tierra buena abandonada, porque el suelo empedrado y áspero es casi siempre estéril.
 
El Maestro, evidenciando sincera satisfacción, concentró la atención en Tadeo e inquirió:
 
—Tadeo, ¿cuál es la túnica que se convierte en nido de la polilla destructora?
 
— Es la túnica que no se usa.
 
Dirigiendo un expresivo gesto a Judas, interrogó:
 
— ¿Qué acontece al talento sepultado?
 
— Se pierde por inútil, Señor.
 
Luego señaló con la mirada a uno de los hijos de Zebedeo y habló, más incisivo:
 
—Tiago, ¿dónde se abrigan las serpientes y los lobos?
 
— En los lugares en ruina o dejados al abandono.
 
— Andrés — dijo el Cristo, fijándose en el hermano de Pedro —, ¿cuál es, en verdad, la función de la levadura?
 
— Maestro, la misión de la levadura es dar vida al pan.
 
Enseguida, posando en los compañeros su mirada penetrante y dulce, añadió, bien humorado:
 
— El tiempo está repleto de adoradores y la miseria rodea a Jerusalén. Si la luz no sirve para expulsar a las tinieblas, si el pan debe huir del hambriento y si el remedio necesita distanciarse del enfermo, ¿dónde encontraremos provecho en el trabajo que nos proponemos? El Reino Divino establece el imperativo de la acción como orden fundamental.
 
Sigamos adelante y propaguemos la verdad salvadora, a través de los pensamientos, de las palabras, de las obras y de nuestras propias vidas.
 
El Todo-Sabio creó la simiente para producir con el infinito. Baja del alto la claridad del Sol cada día para extinguir las sombras de la Tierra.
 
No es otro el ministerio de la Buena Nueva. Amar, sirviendo, es venerar al Padre, por encima de todas las cosas; y servir, amando, es amparar al prójimo como a nosotros mismos. Regirse por estas normas, en nuestro movimiento de redención, es practicar toda la Ley.



sin comentarios

CENTRO DE ESTUDIOS ESPIRITAS SIN FRONTERAS

TEF. MOVIL: +34 647403606

Copyright © 2012 · Todos los derechos reservados | Política de Privacidad | Política de Cookies
Regreso al contenido