TRABAJOS DE ADY - Centro de Estudios Espiritas Sin Fronteras

Aquel que ejecuta, camina delante de  aquel que sabe. Emmanuel
Fe inquebrantable es la que puede mirar cara a cara a la razón en todas las épocas de la vida.
CEESF
Vaya al Contenido

TRABAJOS DE ADY

ESTUDIOS > TRABAJOS
RAYOS, ONDAS, MÉDIUMS, MENTES...
  
Estudiando la constitución de la materia, la Ciencia del siglo XX va de sorpresa tras sorpresa renovando los aspectos de su concepción a través de los milenios. No obstante, la teoría de Leucipo, el maestro de Demócrito, quien casi cinco siglos antes de Cristo consideraban a todas las cosas formadas de partículas infinitesimales (átomos) en constante movimiento, la cultura clásica siguió basándose en los cuatro principios de Aristóteles: – el agua, la tierra, el aire y el fuego–, o en los tres elementos hipostáticos de los antiguos alquimistas: el azufre, la sal y el mercurio, para explicar las múltiples combinaciones en el campo de las formas. En el siglo XIX Dalton concibió científicamente la teoría corpuscular de la materia, y así se inició un maravilloso período de investigaciones con inteligencias respetabilísimas que renuevan las ideas y los conceptos alrededor de la llamada “partícula indivisible”. Extraordinarios descubrimientos aportan nuevos y dilatados horizontes a los conocimientos humanos. LEER MÁS
1. ESTUDIANDO LA MEDIUMNIDAD
–Indudablemente –dijo el asistente Áulus– la mediumnidad es un problema de los más sugestivos en el mundo actual. El hombre de la Tierra se va acercando a la Era del espíritu bajo la luz de la Religión Cósmica del amor y de la sabiduría y, ciertamente, precisa de cooperación a fin de favorecer su comprensión. El orientador, de figura noble y simpática, nos había recibido a petición de Clarencio para seguir un curso breve de ciencias mediúmnicas. Se había especializado en trabajos de esta naturaleza, a los que había consagrado muchos años de dedicación. Por eso, había desempeñado junto a nosotros el papel de maestro y conductor, mostrándose además como uno de los compañeros más competentes en este tema. Áulus nos había acogido con afabilidad y dulzura. Exponiendo las aflictivas cuestiones de la humanidad terrestre, fijaba en nosotros su mirada firme y lúcida, no solamente como un hermano mayor, sino también con el afecto de un padre enternecido.   LEER MÁS
2. EL PSICOSCOPIO
Al volver la noche siguiente junto al asistente, recibimos el mismo gentil acogimiento de la víspera. –Creo haber trazado nuestro programa –manifestó paternalmente. Después de una breve pausa, en la que nos observó con atención, prosiguió: –Considero que debemos realizar nuestras observaciones en un reducido núcleo, en el que mejor dispondremos del factor calidad. Tenemos un grupo de diez compañeros encarnados, con cuatro médiums poseedores de facultades regularmente desarrolladas y de una base moral respetable. Se trata de un núcleo pequeño al servicio de una institución consagrada a nuestro ideal cristianizador. LEER MAS
3. EQUIPO MEDlÚMNICO
–Conozcamos a nuestro equipo mediúmnico – dijo el orientador. Y deteniéndose cerca del compañero encarnado que dirigía los trabajos, expresó: –Este es nuestro hermano Raúl Silva, que dirige el núcleo con sincera devoción a la fraternidad. Correcto en el desempeño de sus deberes y de fe ardiente, consigue alcanzar con el grupo la onda de comprensión y buena voluntad que es su característica. Por el amor con que desempeña su tarea es un instrumento fiel de los benefactores desencarnados, quienes hallan en su mente un espejo cristalino que reproduce sin distorsión alguna sus instrucciones. Luego se dirigió hacia una señora muy joven, y señalándole, explicó: –Esta es nuestra hermana Eugenia, médium de gran docilidad que promete un brillante futuro en la expansión del bien.   LEER MÁS
4. FRENTE AL SERVICIO
 
 
Una llamada a la puerta fue motivo para que uno de los compañeros ocupados en la meditación se dispusiera a atender. Dos enfermos, una señora joven y un caballero entrado en años, custodiados por dos familiares, traspusieron el umbral, colocándose en uno de los rincones de la sala, fuera del círculo magnético. –Son enfermos que serán auxiliados– nos informó el orientador. Luego, un colaborador de nuestro plano franqueó el acceso a numerosas entidades dolientes y perturbadas, las que se colocaron frente a la asamblea formando un nutrido grupo. Ninguna de ellas se acercó hasta nosotros. Se podría decir que se aglomeraban alrededor de nuestros amigos encarnados, sumidos en oración, cual mariposas inconscientes atraídas por una gran luz.     LEER MÁS
5. ASIMILACIÓN DE CORRIENTES MENTALESERIENTES MENTALES
Faltaban solamente dos minutos para las veinte horas, cuando el dirigente espiritual más responsable hizo su entrada al pequeño recinto. Nuestro orientador hizo la presentación. El hermano Clementino nos abrazó acogedoramente. La casa nos pertenece a todos –nos dijo sonriente. Estén, pues, a gusto y dispuestos para la tarea a la que nos hallamos abocados. En ese momento diversas entidades de nuestro plano se colocaron junto a los médiums, ya dispuestos a entrar en servicio. Clementino avanzó en dirección a Raúl Silva, al lado del cual se colocó en silenciosa reflexión..    LEER MÁS
6. PSICOFONÍA CONSCIENTE
 
 Los servicios de la casa se desarrollaban armoniosamente. Tres guardias espirituales entraron en la sala, conduciendo a un desdichado hermano para recibir el socorro del grupo. Era un infortunado solterón desencarnado que no tenía conciencia de su propia situación. Incapaz de percibir a quienes lo llevaban, caminaba a la manera de un sordo-ciego que es impelido por fuerzas que no logra identificar. –Es un desventurado obsesor al que acaban de retirar del ambiente al que desde hace mucho tiempo se había adaptado –informó Áulus con compasión. –Desencarnó con su total vitalidad orgánica, víctima del vicio que lo dominaba. Una intoxicación letal redujo su cuerpo al estado de cadáver, cuando no poseía la menor inquietud por acercarse a las verdades del espíritu. LEER MAS
7. SOCORRO ESPIRITUAL
Bajo la influencia de Clementino, que le rodeaba completamente, Silva se levantó, y dirigiéndose al comunicante con bondad, le dijo: –Amigo mío, ¡tengamos calma y pidamos el amparo divino! –Estoy enfermo, desesperado... –Sí, todos somos enfermos, pero no debemos perder la confianza. Somos hijos de nuestro Padre Celestial, que es siempre pródigo de amor. – ¿Es usted padre? –No. Soy su hermano. –Mentira. No le conozco... –Somos una sola familia ante Dios. El interlocutor, turbado, se puso a reír, irónico, y dijo: – ¡Debe ser algún sacerdote fanático, para hablar en estos términos!...

8. PSICOFONÍA SONAMBÚLlCA
 
 
Bajo la protección de un venerable amigo que a nosotros nos parecía más bien un apóstol, un pobre espíritu demente cruzó el umbral del recinto. Recordaba a un hidalgo antiguo que hubiera salido de un estercolero, ya que los fluidos que lo cubrían formaban una verdadera masa oscura y viscosa sobre su ropaje, a la vez que despedía un nauseabundo olor. Ninguna de las entidades sufridoras que estaban frente a nosotros exhibía tan horrendo aspecto. Casi la totalidad de los distintos rostros que estaban en el lugar reservado a los hermanos pacientes, se expresaban con sus máscaras de sufrimiento suavizadas por signos inequívocos de arrepentimiento, fe, humildad, esperanza...     LEER MAS

9. POSESIÓN
 
 
El caballero enfermo parecía incómodo y angustiado en la pequeña fila de cuatro personas que habían comparecido a la casa de socorro, Articulaba palabras que yo no conseguía registrar con claridad, cuando el hermano Clementino, consultado por Áulus, le dijo con cortesía al asistente: –Sí, ya que la actividad de hoy se destina a estudios, permitiremos la manifestación. Percibí que nuestro orientador solicitaba una demostración importante. Invitados por el instructor nos acercamos al joven enfermo que era asistido por una señora de cabellos canosos, su propia madre. Atendiendo a las recomendaciones del supervisor, los guardias permitieron el paso de una entidad evidentemente alocada que atravesó de improviso las líneas vibratorias de contención, vociferando frenéticamente: –¡Pedro! ¡Pedro!...  

10. SONAMBULISMO TORTURADO
Volvimos al recinto. Doña Eugenia acababa de socorrer a un pobre hermano recién desencarnado que se retiraba bajo el fraterno control de los colaboradores. Fuimos recibidos atentamente por Clementino, quien nos acercó hasta una joven señora que se hallaba concentrada en oración. Estaba acompañada por un distinguido caballero, junto al que se encontraba sentada dentro del pequeño grupo de enfermos que recibirían asistencia esa noche. Acariciándole la cabeza, el supervisor expresó: –Favoreceremos la manifestación del infortunado compañero que la obsesiona no solamente con el objetivo de socorrerla, sino también con el propósito de estudiar algo con respecto al sonambulismo torturado. Observé a la dama, aún muy joven, inclinada hacia el hombre impecablemente vestido que le amparaba a su lado. LEER MAS

11. DESDOBLAMIENTO EN SERVICIO
 
 
Le llegó el turno al médium Antonio Castro. Profundamente concentrado, demostraba la confianza de quien se entrega a los objetivos del trabajo con seguridad. Se acercó a él el hermano Clementino y, a la manera de un magnetizador común, le impuso las manos aplicándole pases longitudinales. Castro fue adormeciéndose paulatinamente mientras sus miembros se endurecían, se tornaban rígidos. Del tórax le emanaba con abundancia un vapor blanquecino que, acumulándose a la manera de una nube, rápidamente se transformó, a la izquierda del cuerpo denso, en un duplicado del médium de tamaño ligeramente mayor. Nuestro amigo, como si se sintiera más desenvuelto, presentaba todas las particularidades de su forma física, apreciablemente dilatadas. Quise formular algunas indagaciones, pero la dignidad del servicio me impuso silencio.  LEER MAS
12. CLARIVIDENCIA Y CLARIAUDIENCIA
 
 
Noté que la reunión llegaba a su fase terminal. Dos horas bien aprovechadas habían transcurrido con celeridad para nosotros. Raúl Silva consultó el reloj y anunció a los compañeros que había llegado el momento de formular las preces de agradecimiento. Los amigos en sufrimiento, reunidos en el recinto podrían recibir vibraciones de auxilio, a la vez que los integrantes del grupo lograrían, por medio de la oración, reparar sus propias fuerzas. Una pequeña jarra de vidrio con agua pura fue colocada sobre la mesa. Y como Hilario preguntase si asistiríamos a alguna ceremonia especial, el asistente explicó con tono afable: –No, nada de eso. El agua potable se destina para ser fluidificada. El líquido recibirá simplemente los recursos magnéticos de alto valor para lograr el equilibrio psicofísico de los circunstantes. En efecto, apenas acabábamos de oír esta indicación cuando Clementino se acercó a la mesa y, con el pensamiento elevado y en oración, se nos mostró inundado de luz.     LEER MAS

13. PENSAMIENTO Y MEDIUMNIDAD
El silencio se hizo profundo y respetuoso. El grupo esperaba el mensaje final. Noté que el ambiente se hizo menos grave, pero agradable... Sobre la cabeza de doña Celina apareció un brillante haz de luz. Desde ese instante la vimos extática y completamente desligada del cuerpo físico y cercada de irradiaciones azulinas. Admirado por el bello fenómeno, dirigí un gesto de interrogación a nuestro orientador, quien nos explicó sin demora: –Nuestra hermana Celina transmitirá la palabra de un benefactor que, pese a estar ausente desde el punto de vista espacial, entrará en comunión con nosotros a través de los fluidos teledinámicos que lo ligan a la mente de la médium. –Pero, ¿es posible esto? –indagó Hilario con discreción. Áulus ponderó de inmediato: –Acuérdese usted de la radio y de la televisión, conquistas que son hoy ampliamente conocidas en el mundo.     LEER MAS

14. EN SERVICIO ESPIRITUAL
Nos alejábamos de la institución cuando el marido desencarnado de doña Celina, cuya presencia registramos en el curso de la reunión, se aproximó a nosotros. Demostraba conocer a nuestro orientador, porque se detuvo a nuestro lado y exclamó: –Mi querido asistente, por favor… Áulus nos presentó al nuevo amigo: –Es nuestro hermano Abelardo Martins. Fue el esposo de nuestra colaboradora Celina y se viene adaptando a nuestra organización de trabajo. Reconocimos en seguida que Abelardo no era una entidad de lo más cultivada. Las maneras y la voz revelaban el estado espiritual de un ser bastante arraigado a los hábitos terrestres. –Mi querido asistente –continuó con inquietud–, vengo a pedirle auxilio en favor de Liborio. El socorro del grupo mejoró su disposición, pero ahora es la mujer la que empeoró, persiguiéndole...     LEER MAS

15. FUERZAS VICIOSAS
Caía la noche...  

Después de un día caluroso, la multitud desfilaba por la vía pública en búsqueda anhelante de aire fresco. Nos dirigíamos a otro templo espírita en compañía de Áulus, siguiendo nuestro plan de trabajo, cuando nos llamó la atención un gran griterío. Dos guardias se llevaban de un modesto restaurante a un hombre maduro en deplorables condiciones de embriaguez. El desdichado pataleaba y profería palabras groseras, blasfemando y protestando...  –¡Observen a nuestro pobre hermano! – dijo el orientador.  Y como no fue mucho el tiempo transcurrido entre su detención ruidosa y su entrada al auto policial que le iba a llevar, nos dispusimos a observar. El pobre amigo se hallaba abrazado por una entidad ensombrecida, por lo que le veíamos como si un polvo extraño lo cubriese. De inmediato reparamos en que la embriaguez alcanzaba a los dos, ya que se yuxtaponían completamente el uno al otro mostrando las mismas perturbaciones. En breves instantes el vehículo partió apresuradamente, por lo que no nos fue posible seguir con las observaciones. –El cuadro daría ocasión para obtener valiosas enseñanzas... Ante esta expresión de Hilario, el asistente consideró que disponíamos de suficiente tiempo como para sacar conclusiones interesantes, por lo que nos invitó a entrar.   LEER MAS

Regreso al contenido